30.4.10

MIGUELITO...

Quiero empezar esta entrada diciéndote que esto no es un lamento, al contrario Miguelín, esto es una celebración. Hoy celebro el que hace ya casi 10 años hayas iluminado nuestras vidas con tu llegada. Celebro a ése niño de cinco años, aquel que siempre se despertaba con una sonrisa en su rostro. Celebro los días que pasé junto a ti; la ida al zoológico, las idas al cine y tus palomitas con chingo de chile, las visitas al mall de McAllen, a las jugueterías, el Gatorade sobre tu camiseta limpia, tus enormes bocados de comida… Pero sobre todas las cosas, te celebro a ti, al hermoso ser humano que eres.
Estoy consciente de que las cosas nunca van a volver a ser como antes… tambien me he dado cuenta de que los deseos y anhelos no son intercambiables por promesas y mandas; y esta bien, no me quejo por ello. Espero volver a verte algún día Miguelín, pero aún si eso no ocurre nunca, quiero desearte toda la felicidad del mundo.
Quizá lo siguiente no venga al caso, pero aquí te dejo algunos consejillos que espero te ayuden a lo largo de tu vida…

• Ríete un chingo…
• Cuando te empiece a salir el primer bigote y pelillos en la barba, por favor rasúratelos, así algún día tendrás un vello facial decente, jeje.
• Se amable con la gente, y siempre que ayudes a una persona con discapacidad, acuérdate de mi.
• Nunca tengas miedo a hablarle a una mujer, menos si es hermosa. Es más, siempre busca a las viejas mas buenas; total, da lo mismo que te rechace una bonita que una fea. Créeme, vas a tener un buen promedio de aceptación.
• Fútbol.- Por el amor de Dios, nunca te hagas aficionado al América… yo te aconsejo que si vas a escoger un equipo le vayas a los gloriosos Pumas de la UNAM, pero tampoco quiero influir demasiado. Otros equipo aceptables son: Chivas, y pues cualquiera de los equipos de tu terruño.
• Fútbol Americano.- Solo te voy a decir dos palabras: Dallas Cowboys.
• Aprende a escuchar todo tipo de música, desde norteñas hasta clásica. Eso si, prohibido hacerte EMO.
• Disfruta de la comida y cuando crezcas, del buen vino. Si es rodeado de amigos, mucho mejor.
• Nunca digas cosas que puedan lastimar a tus seres queridos, recuerda que las palabras no son retornables.
• Ve cine de todo el mundo.

Por lo pronto, es todo lo que se me ocurre… pero prometo que tu tío te seguirá iluminando con su sabiduría, jeje. Por último, aquí te dejo una canción que cada que la escucho, me hace recordarte.
Te quiero mucho sobrinito, se feliz.



video